Un informe de la CPSC muestra que el índice de ahogamientos de niños sigue siendo alto y que la mayoría de las muertes es de niños menores de cinco años

WASHINGTON, 8 de junio de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El informe anual de ahogamiento y sumersión (en inglés) publicado hoy por…

WASHINGTON, 8 de junio de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — El informe anual de ahogamiento y sumersión (en inglés) publicado hoy por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE. UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) les recuerda a las familias que la seguridad en el agua debe ser una de sus prioridades, especialmente cuando regresen a las piscinas comunitarias y retomen sus actividades acuáticas en temporada de calor. Los ahogamientos siguen siendo la causa principal de muerte involuntaria entre los niños de uno a cuatro años.

The U.S. Consumer Product Safety Commission is an independent federal agency created by Congress in 1973 and charged with protecting the American public from unreasonable risks of serious injury or death from more than 15,000 types of consumer products under the agency's jurisdiction. To report a dangerous product or a product-related injury, call the CPSC hotline at 1-800-638-2772, or visit http://www.saferproducts.gov. Further recall information is available at http://www.cpsc.gov.

Los últimos datos de la CPSC muestran:

  • Un aumento en los incidentes mortales de ahogamiento relacionados con la piscina o el spa entre niños menores de 15 años.
  • En promedio, se reportaron 397 casos de ahogamiento fatal relacionados con piscinas o spas por año entre 2016 y 2018, que involucraron a niños menores de 15 años. 
  • El 75 % de los ahogamientos fatales reportados entre 2016 y 2018 involucraron a niños menores de cinco años y el 83% de estos fueron en piscinas residenciales.

«A medida que entramos en los meses de verano, los padres y responsables del cuidado deben ser conscientes del impacto de la pandemia en la habilidad de nadar y la seguridad en el agua de sus hijos», dijo Robert Adler, presidente interino de la CPSC. «El último informe de la CPSC confirma que la mayoría de los ahogamientos de niños involucra a niños menores de cinco años, cuya experiencia limitada en el agua debido a las recientes restricciones de distanciamiento social podría ponerlos en mayor riesgo de ahogamiento. Con una menor cantidad de niños que asistieron a clases de natación el año pasado, es fundamental actualizar estas y otras habilidades de supervivencia, y practicar al mismo tiempo una mayor vigilancia en los lugares donde se incluyan actividades de nado, y también en los que no.»

Si bien el informe muestra que la cantidad de incidentes por ahogamiento no fatales mortales tratados en el área de urgencias del hospital relacionadas con piscinas o spas disminuyó de 2019 (6,300 lesiones) a 2020 (5,800 lesiones), la CPSC advierte que los cambios no son estadísticamente significativos. De 2018 a 2020, el 78% de los incidentes por ahogamiento no fatales ocurrieron entre niños menores de cinco años.

La menor cantidad de ahogamientos probablemente se deba a las limitaciones en las actividades de verano, incluyendo la natación pública o en grupo, debido a la pandemia del COVID-19.

A medida que las familias en Estados Unidos regresan gradualmente a las actividades recreativas públicas y a las reuniones en persona en los meses de clima cálido, los padres y responsables del cuidado de los niños pueden seguir estas sencillas medidas de seguridad de la campaña Piscina Segura Diversión Asegurada para ayudar a prevenir ahogamientos fatales e incidentes no fatales, y mantener a los niños más seguros:

  • Nunca deje a un niño sin supervisión en o cerca del agua, y designe siempre a un Vigilante del agua, un adulto que vigile las actividades acuáticas. Dicha persona no debe leer, enviar mensajes de texto, usar un teléfono inteligente ni distraerse de ninguna manera. Además de las piscinas y spas, esta advertencia incluye tinas de baño, baldes donde pueda caber un niño, estanques decorativos y fuentes.
  • Si tiene una piscina o spa, instale protecciones para prevenir que un niño sin supervisión tenga acceso al agua. En las casas se pueden colocar alarmas en las puertas, cubrir las piscinas e instalar dispositivos de cierre y bloqueo automático en las puertas con acceso a las piscinas y en las puertas de las cercas que den acceso a la piscina.
  • Aprenda a administrar resucitación cardiopulmonar (RCP) a niños y adultos. Muchas comunidades ofrecen capacitación de RCP en línea.
  • Aprenda a nadar y enséñeles a sus hijos.
  • Mantenga a los niños alejados de los desagües de la piscina, las tuberías y otras aberturas para evitar atrapamientos.
  • Asegúrese de que cualquier piscina y spa que use tenga cubiertas de drenaje que cumplan con las normas de seguridad federales y, si no sabe, consulte a su proveedor de servicios de piscinas sobre las cubiertas de drenaje más seguras.
  • Visite el Rincón Infantil de Piscina Segura Diversión Asegurada para mantener a los niños entretenidos e informados con juegos y actividades virtuales de seguridad acuática.
  • Como familia, haga la promesa de Piscina Segura Diversión Asegurada y busque recursos educativos sobre seguridad acuática en el catálogo de materiales.

Puede consultar otras consideraciones de salud y seguridad para visitar piscinas públicas durante la pandemia del COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aquí. 

Además, puede leer los informes completos de ahogamiento y atrapamiento de la CPSC en la página PoolSafely.gov.

Nota: El informe de la CPSC aborda los incidentes de ahogamiento no fatales para el periodo de 2018 a 2020 y los ahogamientos fatales para el periodo de 2016 a 2018, lo que refleja un retraso en el informe de las estadísticas de ahogamientos fatales.

—–

Acerca de la CPSC

La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) se encarga de proteger al público contra riesgos irrazonables de lesión o muerte asociados con el uso de miles de tipos de productos del consumidor. Muertes, lesiones y daños a la propiedad debido a incidentes con productos del consumidor le cuestan al país más de $1 billón de dólares al año. La labor de la CPSC ha contribuido a una disminución en el índice de muertes y lesiones vinculadas a los productos del consumidor en los últimos 40 años.

La ley federal prohíbe a cualquier persona vender productos sujetos a un retiro voluntario del mercado anunciado públicamente y llevado a cabo por el fabricante; o a un retiro obligatorio ordenado por la Comisión.

Para más información:

– Visite SeguridadConsumidor.gov.

– Reciba alertas electrónicas

– Síganos en Twitter @SeguridadConsum, @USCPSC y en Facebook e Instagram @USCPSC.

– Reporte productos peligrosos o lesiones por productos en www.SaferProducts.gov.

– Llame a la línea de información al 800-638-2772 (teletipo 301-595-7054).

Contacto para los medios de comunicación.

*Entrevistas en español disponibles

Logo – https://www.oklahomanoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/06/un-informe-de-la-cpsc-muestra-que-el-indice-de-ahogamientos-de-ninos-sigue-siendo-alto-y-que-la-mayoria-de-las-muertes-es-de-ninos-menores-de-cinco-anos.jpg

 

FUENTE U.S. Consumer Product Safety Commission